0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
difusión

Tres poemas de Fabián Severo

Compartimos tres poemas de «Noite nu norte. Versión anoitesida», de Fabián Severo, con hermosísimas ilustraciones de Ca_teter, editados recientemente por Kapparazón.
Foto: Mauro Martella

Fabián Severo nació en Artigas, en 1981. Es docente de Literatura en secundaria y dirige talleres de escritura. Además de Noite nu norte, es autor de Viento de nadie (2013), NósOtros (2014) y Viralata (2015). Parte de su obra ha sido publicada en Brasil, Cuba, Argentina y Estados Unidos.

Esta nueva edición, salida a finales del 2017, inaugura junto a otros títulos la editorial Kapparazón y viene acompañada de unas bellísimas ilustraciones de Ca_teter.


TRINTA

 

 

Yo hayo que crecer es deiyá de jugar.

 

Dispós da yuvia

nos saía brincá na cayel

Fasía carrera de barco de papel nas canaleta

los que no tiñan barco pudían brincá con palo

o cualqué cosa que flotara.

Nosas madre se infuresían cuando nos deitava

 na canaleta i hasía que nadava.

También nos fasía represa con pedra

o casava renacuajo i botava nus frasco.

 

Los día de vento todos remontava cometa.

Yo Fasía las mía,

ponía tres tacuara

atava con lana

i dispós desarmava bolsa de nailon.

Conseguí retaso con as visiña i hasía una cola

para que no coleteara.

Mi madre disía que era muy perigroso

purque sinredavan nus cable de lus.

 

Nos fasía competencia de trompo

quien fasía bailar más

o quein sumbava más mejor.

 

Jugava a las devera con las bolita

yo tiña un bochón todo picado

que nadies me gañava.

 

Los que tiñan bicicleta hasían carrera

el Jorjito asvés me imprestava la del.

Un ya no brinca más

no se ve jugar la mancha

la iscondida.

 

Un ya istá grande para esas bobada.

 

***

 

 

TRINTIUNO

 

A mim me gustava los cumpleaño

aunque casi nunca pudía ir.

Asvés no tiña ropa

asvés no tenía regalo.

 

Cuando nos pudía comprá regalo

comprava bombacha, calsonsiyo o meia.

Si el cumpleaño era de niña

i nos noum tiña diñeiro

nos agarrava alguna joya de las madre.

 

Una vuelta pasó algo mui ingrasado.

El Caio había yevado una bombaya

de regalo para Gabriela

i cuando nos istava jugando la escondida

él se emburró porque tenían feito trampa

intonse

entró un cuarto

i sacó de inrriba da cama

onde istavan todos los regalo

la primera bombacha que encontró

i se foi.

 

Si pudíamo ir

nos aproveitava para cumé.

A mi me gustava los posiyo con ensalada rusa

i los sánguche

mas iso sempre era lo que menos había

lo que mas había

era galletita salada con maionese

i un pedaso de morrón insima.

 

Nos nunca iva

mas cuando pudía

era uma fiesta.

 

***

 

 

TRINTICUATRO

 

Mi madre falava mui bien, yo intendía.

Fabi andá faser los deber, yo fasía.

Fabi traseme meio litro de leite, yo trasía.

Desí para dona Cora que amañá le pago, yo disía.

Deya iso gurí i yo deiyava.

 

Mas mi maestra no intendía.

Mandava cartas en mi cuaderno

todo con rojo (igualsito su cara) i asinava imbaiyo.

 

Mas mi madre no intendía.

Le iso para mi mijo y yo leía.

 

Mas mi madre no intendía.

Que fiseste meu fío, te dice que te portaras bien

i yo me portava.

 

A historia se repitió por muintos mes.

Mi maestra iscrevía mas mi madre no intendía.

Mi maestra iscrevía mas mi madre no intendía.

 

Intonse serto día mi madre intendió i dice:

Meu fío, tu terás que deiyá la escuela

i yo deiyé.


Noite nu norte. Versión anoitesida
Severo, Fabián y Cateter
Kapparazón (2017)
Páginas: 120
UYU 430

 

Carrito vacío

Mi Cuenta