0
Medioambiente

La hora de la naturaleza

El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que se entrenta el ser humano actualmente: miles de hectáreas de bosque y selva calcinadas en el último año en Brasil y Australia, aumento de las personas desplazadas y refugiadas por causas climáticas y una pandemia que ha puesto en jaque nuestro actual sistema de desarrollo. Recomendamos diez lecturas para recordar que también somos naturaleza.

Imagen del libro «Naturaleza ilustrada», de Dámaso Larrañaga (MEC, 2016)

El motín de la naturaleza, de Philipp Blom (Anagrama, 2019)

Hacia finales del siglo XVI, las temperaturas empezaron a caer, hasta tal punto que se helaron las aguas de algunos puertos mediterráneos y las aves se congelaban en pleno vuelo... Sobre el hielo del Támesis se organizaban animadas ferias. A mediados del siglo siguiente, Europa se transformó: cosechas arruinadas, hambrunas, migraciones… El propio pensamiento occidental inició un proceso de cambio culminado con el surgimiento de la Ilustración, que combatió la concepción de esos fenómenos naturales como señales o castigos divinos.

El motín de la naturaleza presenta las consecuencias de una alteración repentina del clima a partir de testimonios de distinto cuño: los hay de personajes más o menos anónimos que documentaron los estragos que causaron aquellos largos y duros inviernos y aquellos veranos sin sol; pero también aparecen grandes pensadores y científicos, como Pierre Bayle, Voltaire, Montaigne o Kepler, que vieron sus obras e investigaciones transformadas por la Pequeña Edad de Hielo. Con todos ellos, Philipp Blom dibuja un fresco que acaba revelándose como una reflexión sobre los desafíos de la catástrofe que se avecina. Y es que, enfrentada hoy a nuevas, profundas y ominosas perturbaciones del clima, comparables en sus efectos a las padecidas en aquellos dos crudos y gélidos siglos, la sociedad actual debe centrarse otra vez en encontrar soluciones imaginativas y duraderas.

 

Perdiendo la tierra, de Nathaniel Rich (Capitán Swing, 2020)

En 1979 ya sabíamos casi todo lo que conocemos hoy sobre el cambio climático, incluso cómo detenerlo. Durante la siguiente década, un puñado de científicos, políticos y estrategas arriesgaron sus carreras en una campaña desesperada para convencer al mundo de que actuara antes de que fuera demasiado tarde. Perdiendo la Tierra es su historia. The New York Times Magazine dedicó un número entero a esta innovadora crónica de Nathaniel Rich sobre esa década, que se convirtió rápidamente en un fenómeno periodístico: el tema copó las noticias, editoriales y conversaciones de todo el mundo. Perdiendo la Tierra cuenta la historia humana, en términos ricos e íntimos, del cambio climático. Revela el nacimiento del negacionismo climático y el esfuerzo coordinado de la industria de los combustibles fósiles para frustrar la política climática a través de propaganda con información errónea e influencia política. Rich traslada la historia al presente, luchando con la larga sombra de nuestros fracasos anteriores y haciendo preguntas cruciales sobre cómo damos sentido a nuestro pasado, nuestro futuro y a nosotros mismos; y desarrolla un fascinante trabajo que articula el marco moral para comprender cómo hemos llegado hasta aquí y cómo debemos avanzar cuanto antes.

 

Cambiemos el mundo, de Greta Thunberg (Lumen, 2019)

Greta Thunberg es una adolescente sueca que se ha propuesto luchar contra el cambio climático y por la supervivencia del ser humano. En agosto de 2018 comenzó una huelga escolar los viernes que ahora siguen cientos de miles de estudiantes en todo el mundo. En diciembre de 2018 fue invitada por las Naciones Unidas a hablar en la cumbre sobre el cambio climático. Poco después atravesó Europa en tren para llegar a la fría ciudad suiza de Davos, donde se alojó en una carpa, para hablar ante los líderes del mundo en el Foro Económico Mundial: «Quiero que entren en pánico —les dijo—. Quiero que actúen como si nuestra casa estuviera ardiendo. Porque así es». Hoy, Greta Thunberg es candidata al Premio Nobel de la Paz. Este volumen indispensable recoge todos sus discursos.

 

El gran calentamiento: cómo influyó el cambio climático en el apogeo y caída de las civilizaciones, de Brian M. Fagan (Gedisa, 2009)

Un solo grado de diferencia en las temperaturas puede ser crucial. Entre los siglos X y XV hubo un aumento en la temperatura media de la Tierra que cambió el clima mundial y anticipó el calentamiento global de nuestros días. En este libro, el prestigioso arqueólogo Brian Fagan advierte que los cambios medioambientales, por muy pequeños que éstos nos parezcan, han tenido consecuencias significativas en la vida de los seres humanos. Como en sus anteriores obras El largo verano y La Pequeña Edad de Hielo, ambas publicadas por Editorial Gedisa, Fagan trenza dos relatos: el que refleja la investigación científica, gracias a la cual, a partir de pistas aisladas, se reconstruyen las características climáticas de hace siglos, y el que describe, con espíritu novelesco, el desarrollo de los acontecimientos históricos de forma vívida y entretenida.

El estudio del Primer Gran Calentamiento nos revela que aún no nos damos cuenta de hasta qué punto el cambio climático puede alterar nuestras vidas. De acuerdo con Fagan, nuestra vulnerabilidad a la sequía es como «un elefante silencioso que deambula por nuestra casa».

 

Esto lo cambia todo, de Naomi Klein (Paidós, 2014)

Esto lo cambia todo es una brillante explicación de las razones por las que la crisis climática nos desafía a abandonar definitivamente la ideología de «libre mercado», a reestructurar la economía global y a rehacer nuestros sistemas políticos.

En este libro, Naomi Klein sostiene que el cambio climático es una alerta que nos obliga a replantearnos nuestro actual modelo económico, ya fracasado en muchos aspectos, y defiende que la reducción masiva de emisiones de gases de efecto invernadero es la única oportunidad de acortar las enormes desigualdades económicas, replantear nuestras democracias fracturadas y reconstruir las economías locales.

Con el estilo directo al que nos tiene acostumbrados, la autora desafía nuestras conciencias con esta obra provocativa que pone el cambio climático en el centro de la política.

 

Manifiesto de las especies de compañía, de Donna Haraway (Sans soleil, 2016)

El manifiesto de las especies de compañía no es una proclama vacía a favor de los animales que acompañan al ser humano en su devenir histórico; al contrario, es una llamada a la reflexión sobre las especies que conviven juntas en las naturoculturas, y una declaración de amor, respeto y confianza hacia los perros en particular.

Quien ha convivido con un animal está en posesión de infinidad de relatos que alimentan no sólo una particular forma de relación con él, sino también toda una mitología que en ocasiones puede ser perjudicial para ambas especies. Pero quizá el hecho más relevante y desconocido es que un animal de compañía y su dueño son herederos de una larga serie de relatos preexistentes y que encarnan en su propia piel la historia conjunta de ambas especies, la biología, el postcolonialismo, los discursos queer y todo aquello que acontece en la naturocultura.

Precisamente analizando este tipo de relatos, y con el estilo irónico que caracteriza a Donna Haraway, la autora se propone indagar en lo que significa ser especies de compañía, cómo es posible la convivencia entre seres que divergen en su biología y en su cultura, y cómo todo ello crea una historia conjunta imposible de obviar. Las especies de compañía son, por tanto, co-constitutivas, se hacen la una a la otra con toda su historicidad y su especificidad, teniendo como meta última convertirse en alteridades significativas para el otro.

 

La vida secreta de las plantas, de Peter Tompkins y Christopher (Capitán Swing)

Las plantas son seres vivos maravillosos. Son las únicas criaturas que, en medio del silencio, producen su propio alimento y, sin duda, constituyen la mayor fuente de riqueza de nuestro planeta: incluso el carbón y el petróleo fueron vida vegetal en el pasado. Los estudios y experimentos sobre la comunicación de las plantas indican que todos los seres vivos —el hombre, las plantas, la Tierra, los planetas y las estrellas— se relacionan íntimamente entre sí: lo que le ocurre a uno de ellos afecta a los demás.

La vida secreta de las plantas recopila una serie de logros y hallazgos relacionados con el mundo vegetal realizados por diversos investigadores, exponiendo las diferentes relaciones físicas, emocionales y espirituales que se dan entre las plantas y el hombre. A través de sus páginas descubrimos que las plantas pueden ser fiables detectores de mentiras y eficaces centinelas ecológicos, que tienen la capacidad de adaptarse a los deseos humanos e incluso de comunicarse con el hombre, que responden a la música o que tienen importantes poderes curativos. Peter Tompkins y Christopher Bird sugieren que la revolución más trascendental, aquella que podría salvar o destruir el planeta, puede venir desde nuestro jardín.

 

 

Loa a la tierra, de Byung-chul Han (Herder, 2016)

La Tierra da vida y renueva. Su poder regenerador es latente e inescrutable, creador y paciente. En esta original obra, Byung-chul Han convierte la jardinería en un arte para ejercer la meditación y reflexionar sobre la belleza, la vida y el culto. En jardinería, esta potencia de vida se puede apreciar y aprender. Más que una mera técnica, el cultivo de las plantas brinda el reconocimiento y agradecimiento a esta excelsitud subterránea. La jardinería, entonces, se convierte en un arte a través del que se ejerce la meditación y la plegaria en una apuesta por la recuperación de la unidad original entre cultivo y culto.

Loa a la Tierra, más que un ensayo, son las confesiones y reflexiones de Byung-Chul Han surgidas en el tiempo dedicado a su jardín. A caballo entre la filosofía, la espiritualidad y la poesía, esta obra ofrece bellos textos e ilustraciones sobre cada una de las plantas que cultiva el filósofo. De esta manera, su lectura nos hace ser conscientes de la belleza floreciente de nuestro planeta, llena de magia, misterio y singularidad.

 

Naturaleza ilustrada, de Dámaso Larrañaga (MEC, Proyecto Dal, 2016) 

Dámaso Antonio Larrañaga (1771-1848), sacerdote, político y naturalista, realizó un conjunto de casi 300 ilustraciones de especies de flora y fauna a principios del siglo XIX: 137 dibujos de especies botánicas y 149 de peces, reptiles, insectos, aves, mamíferos y fósiles. Mariana Duarte, Carlos Serra y la ilustradora Lucía Venturini retoman en Naturaleza ilustrada los dibujos de Larrañaga, en una obra que dialoga desde la actualidad con los originales y contribuye a la difusión de la figura de este naturalista. Se combina el diseño actualizado de sus dibujos con frases y escritos de textos suyos como Diario de historia natural.

 

Soy un jardín, de Florencia Delboy (Periplo, 2017)

Soy un jardín es una vuelta a la infancia. Un regreso en el tiempo para caminar otra vez por los jardines de antes. Volver a espiar a los colibríes revoloteando entre las salvias, a oler el perfume de las magnolias. Ver la cuchara de la abuela girando y girando en la olla donde se cuece el membrillo. Es un libro de memorias vivas. Un libro que propone evocar el recuerdo del juego espontáneo, al aire libre, en contacto con la naturaleza durante la primera etapa de la vida.

En un recorrido personal, hecho casi en susurros, invita a los más pequeños a jugar afuera, a tener experiencias sensibles en un entorno natural donde puedan descubrir y explorar libremente el mundo vegetal y vivir sus propias aventuras. Es volver a encontrarse con la naturaleza, descubriendo todos sus secretos, encantados por el universo de formas, texturas, colores, olores y sabores que atesoran los jardines en la niñez.

Carrito vacío

Mi Cuenta