0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
Libros

Estamos leyendo

Leemos. Con y sin cuaentena, en época de pandemias y en momentos de salud. Como Borges, nos enorgullecemos de los libros que leemos y queremos que nos conozcas a través de ellos. Te presentamos a tres de nuestros compañeros a través de las lecturas que reposan en la mesita de noche o viajan en la mochila, para que la vida nos sorprenda leyendo.

Estamos leyendo

El ala izquierda, de Mircea Cărtărescu (Impedimenta)

Gonzalo Baz es librero de Escaramuza, escritor y editor de la editorial independiente Pez en el Hielo. En este momento está enfrascado en la lectura de El ala izquierda, la primera parte de la trilogía Cegador, del escritor rumano Mircea Cărtărescu:

«Asociado al cuerpo de una mariposa, este libro se corresponde con el ala izquierda. Es un libro intenso, de 432 páginas y, como toda la literatura de Cărtărescu, está vinculado a su propia autobiografía. Cărtărescu siempre está buscando en sus recuerdos, los repite en todos sus libros, modificándolos, cambiándolos de contexto. Siempre me gustó  su relación con la memoria, no hay hechos definitivos, no hay nada que evocar. Subrayé con lapicera un pasaje que dice “No describes el pasado al escribir sobre asuntos antiguos, sino al escribir sobre el aire brumoso que hay entre ellos y tú”.  Quién sabe qué recuerdos activará la lectura de ese pasaje subrayado en algunos años».

 

La condesa sangrienta, de Valentine Penrose (Interzona)

Milagros Lagarejo, es fotógrafa y librera de Escaramuza, y nos zambulle en la surrealista, pero histórica, historia de la condesa Elisabeth Bátory:

«Recién estoy empezando este libro que aborda la vida de de Elisabeth Báthory, una condesa que asesinó a más de seiscientas mujeres en el siglo XVII. Poseía un castillo enorme, de propiedad familiar, en el que acometía todas estas atrocidades. Llegué a este libro a través del libro homónimo La condesa sangrienta, la poeta Alejandra Pizarnik, en el que se cuentan las torturas clásicas usadas por la condesa para asesinar a las jóvenes. Así conocí este libro, de la editorial Interzona, que parece casi surrealista por la impunidad con la que asesinaba (si bien después terminó en la cárcel): usaba pinchos, se ponía un vestido blanco, se colocaba bajo las jaulas en las que encerraba a sus víctimas y se bañaba en su sangre. Además, la escritora Valentine Penrose fue también una pintora surrealista en Francia. Resumiendo, llegué por una poeta suicida, a un libro de una artista surrealista, sobre una asesina de señoritas bellas.»

 

Prontos, listos, ya, de Inés Bortagaray (Criatura editora)

Agustina Amorós es encargada de comunicación en Escaramuza desde hace tres años, nació en Bella Unión y pasó años viajando entre su ciudad y la capital uruguaya. Acaba de concluir Prontos, listos, ya, de Inés Bortagaray:

«Esta semana leí Prontos, listos, ya, un libro que no llegó a estar ni una noche en mi mesa de luz. Se hace devorar en un solo encuentro y deja rastros por varias noches más. Un viaje a la playa narrado por la hermana del medio me dejó sentada en el asiento de atrás del auto familiar. Me devolvió a la ruta, a los postes y a las vacas. A los viajes de norte a sur por la ruta 3 que se me hacían interminables. El libro para mí fue eso: un recuerdo mío narrado por los ojos de Inés Bortagaray. Un pasaje directo a mi infancia. Un viaje tedioso y tierno al que a veces quiero volver.»

Carrito vacío

Mi Cuenta