0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
Recomendaciones libreras

Al estante de los libros recomendados

Libros raros, exquisitos, inolvidables. Así son las recomendaciones del librero de Moebius, Gerardo Beyhaut, que este mes nos tres novelas del género bélico, terror y ciencia ficción.

Al estante de los libros recomendados

Este mes me gustaría rescatar tres libros de entre los que leí y recomendarlos con fervor, a pesar de sus diferencias:

Historia y desventuras del desconocido soldado Schlump, de Hans Herbert Grimm, es una novela que podríamos llamar bélica.

Ambientada durante la primera guerra mundial, narra las aventuras -y desventuras- de un joven de 17 años que se alista para seducir chicas. Schlump se desliza por la guerra como una especie de Peter Pan, sin perder cierto tono de inocencia a pesar del hambre, los piojos, el destrozo y la muerte atroz que lo rodea. Nos muestra el sinsentido de la guerra, la inoperancia de los mandos, la torpeza transformada en brutalidad, eso y más, sin quejarse, solo observando y tratando de sobrevivir y seducir chicas en los pueblos de Francia ocupada por la que parecen deambular sin ton ni son, las tropas alemanas.

Más allá de la historia que se narra, es muy curiosa la historia del libro mismo. Quemados todos los ejemplares por los nazis por considerarla antigermánica y pacifista, con un autor que se escondió en un estricto anonimato hasta terminada la segunda guerra mundial, encontrado el manuscrito en una grieta de la pared del autor, la novela fue reeditada casi noventa años después de haber desaparecido.

Un excelente prólogo que recomiendo leer antes que a la novela -cosa que rara vez practico o recomiendo- a cargo de Volker Weidermann, especialista en libros quemados por los nazis, nos invita a leerlo y nos sitúa no sólo en el momento histórico en que es editado, sino que nos narra el desdichado destino de su autor.

Al estante de los libros exquisitos y raros.

 

Cuentos de Terror, de Alberto Laiseca es mi segunda recomendación.

Un notable diseño de tapa, en cartoné con puntas redondeadas y áspera al tacto, lo transforman de por sí en un objeto de extraño atractivo. Recopilación de cuentos que el extravagante escritor argentino supo narrar en I.SAT de memoria, con su tono y cadencia hipnótica, rescatando la oralidad de la literatura desde atrás de su profuso bigote, nos pasea por relatos de la segunda mitad del siglo XIX y primera del XX.

Horacio Quiroga, Edgar Allan Poe, Ambroce Bierce o Bram Stoker para nombrar a los más conocidos de estos diecisiete cuentos de trece autores -me permito incluir entre los autores a un anónimo o una leyenda urbana que es también narrada.

En lugar de leer el prólogo, recomendaría antes de leerlo, buscar en internet esas narraciones realizadas por Laiseca. Con escuchar dos o tres ya nos influenciará su cadencia, su voz, sus ojos pícaros y tenebrosos, a la hora de ponerle ritmo a nuestra propia lectura.

Al estante de los libros que me alegra tener.

 

Los Viajes de Tuf, de George R.R. Martin.

Doy por hecho -y discúlpenme por eso- que el autor es ampliamente reconocido por sus novelas traducidas a formato serie bajo el título Juego de Tronos.

Escrita en 1986, publicada en formato cuento algunas partes anteriormente, esta novela de ciencia ficción atrapará aún a los no amantes del género.

Haviland Tuf es un personaje inolvidable, un enorme gordo, pálido, vegetariano y amante de los gatos, comerciante que logra hacerse con su inaudita astucia con una nave espacial llamada el Arca, la única de su tipo, destinada a la guerra ecológica, sembrando plagas y destrucción bacteriológica.

Nuestro Tuf se autoproclama ingeniero ecológico y va solucionando y creando problemas de planeta en planeta, siempre cobrando, siempre acariciando a sus gatos con poderes psíquicos, siempre cínico y con un inagotable repertorio de posibilidades de manipulación genética y biotecnológica. Solucionar un problema de hambruna en un planeta es cosa fácil, pero la explosión demográfica que esa abundancia genera, puede traer la necesidad de expansión territorial y generar una guerra de conquista por ejemplo.

Y todo lo va resolviendo Tuf a su manera inteligente y mercantilista.

Si nos enteramos de que la reintroducción de lobos en Canadá amplió la existencia de bosques al depredar estos a las crías de ciervos que comían a su vez a los árboles recién germinados, entenderemos los líos que puede traer el Arca en manos de Tuf.

Entretenidísima, con un personaje original y entrañable a pesar de sí mismo, Los Viajes de Tuf merece un lugar en nuestro estante y las horas que dediquemos a leerla.

Tres recomendaciones fervientes a pesar de sus diferencias. Espero ayudarles a la hora de contestarnos la pregunta acerca de qué leer cuando tenemos ganas de hacerlo.

Carrito vacío

Mi Cuenta