0
Día del Niño y la Niña

Una invitación a regalar

Carpinchos peludos, gallinas asustadizas, minicuentos infinitos protagonizados por animales disparatados y un maletín de curiosidades —o mejor dicho, para curiosear el mundo— son las propuestas de Virginia Mórtola para regalar a niños y niñas de todas las edades.

Ilustración de Alfredo Soderguit en «Los Carpinchos» (Ekaré, 2020)

Para invitarlos a regalar, elegí tres libros recién llegados: un álbum ilustrado, un libro de mini cuentos y un maletín portátil para salir a experimentar. Opciones para elegir la que más les guste o abrazarlas a las tres, como hice yo.

Los Carpinchos (Ediciones Ekaré, 2020), el nuevo libro de Alfredo Soderguit, llegó a las librerías y lo recibimos con gran alegría. ¡Por fin! Se hizo esperar unos meses ya que venía desde España. En la historia, Esta familia de cinco carpinchos —con ojos desorbitados, asustados y curiososa— llega a un gallinero en busca de refugio luego de escapar de las amenazas de la temporada de caza. Pero allí, no había lugar para ellos, animales extraños, grandes y peludos. ¡No!

El libro empieza con un juego de contrapunto, entre la ilustración y el texto, que desata la risa a través de la ironía.

Aquel era un lugar agradable y seguro.

La vida era confortable y cada quien sabía lo que tenía que hacer.

Había comida para todos y jamás sucedía nada fuera de lo normal.

Las páginas nos muestran la vida del gallinero, donde las gallinas ponen huevos, comen, y el granjero se lleva una gallina de las patas. Lo normal es ser alimentadas para ser alimento y producir huevos. Esa vida, apacible, de encierro, domesticación y matanza, tienen las gallinas. Una normalidad que van a creer amenazada por la llegada de los carpinchos.

Esta es la historia de los migrantes, de los marginados, de los diferentes. Pero también, la de la ceguera de quienes creen vivir seguros en un universo normalizado. Los gestos de los animales son tremendamente expresivos. Y la potencia de la narración pasa a través de sus miradas y gestos. En especial, de los más pequeñitos. Las ilustraciones, bellísimas, con tonos marrones y rojos que destacan detalles, muestra un escenario rural, con capices, un lago donde acontecen los desencuentros y los encuentros. Y al final, hay un inicio. Este es un libro para todas, toditas las edades.

 

 

Minicuentos infinitos (Alfaguara, 2020), un nuevo y pequeño libro de Sergio López Suarez, ilustrado por Sebastián Santana.

En la contratapa se lee: «Este libro fue pensado para que el lector se divierta mucho, muchísimo, tanto o más que el autor cuando los escuchó y cuando los escribió». Resulta que el papá de Sergio le contaba mini cuentos infinitos en verso rimado ¿Cómo puede ser infinito un mini cuento? Verán:

Había una vez un chancho

Que atado a un carancho.

Volaba al revés

¿Querés que te lo cuente otra vez?

Invitan a empezar en cada lectura. Sergio López desarrolló estos mini versos y los volvió mini cuentos. Les dio vida. Es muy cierta la advertencia de la contratapa, porque al encontrar tanto absurdo y disparate, protagonizado por animales, no van a poder parar de reír. Hay un baile fronterizo, una abeja-oveja, una iguana incolora, una urraca hechizada, un cerdo volador, un peluche chiflado y más. Es ideal para leer en grupo, así las risas se multiplican.

 

 

Cómo ser un explorador del mundo. Museo de arte vida portátil, (Paidós, 2019), de Keri Smith, autora de Destroza este diario (Paidós, 2017). Si existieran las sagas de libros para experimentar, esos dos estarían iniciando una.

El título, ya lo presenta. Tacha el arte y prioriza la vida. Quizá, la vida llena de arte. Este es un libro para sacar de paseo, para investigar, crear, y mirar el mundo con ojos nuevos donde TODO es interesante. Invita a empezar una misión con cincuenta y nueve experimentaciones para desarrollar: recopilación de experiencias, lo primero que veas, caja de curiosidades, coleccionar tipos de letras, pequeños pensamientos, cómo descubrir un misterio…

Eres un explorador

Tu misión consiste en documentar y observar el mundo que te rodea como si no lo hubiese visto nunca. Toma notas. Colecciona cosas que encuentres en tus viajes.

Un libro para aventureros, para atesorar las curiosidades que descubrirán.

¿Ustedes cuál elegirían? Si conocen al destinatario, sabrán cuál será el mejor regalo.

Carrito vacío

Mi Cuenta