0
De los dinosaurios a la Era del Hielo

Un viaje al pasado

Horacio el oso aprovecha las tardes de verano para merendar en el patio de Escaramuza y, a veces, se cuela entre las conversaciones de otros visitantes. Tras conocer a dos jóvenes científicos que le explican palabras como paleontología, fororraco o Era del Hielo, nuestro peludo amigo nos recomienda algunos libros para conocer más sobre el pasado de los dinosaurios, reptiles, aves y otros seres que poblaban la Tierra hace miles de años.

Fragmento de la portada de «Diccionario de dinosaurios», de Dieter Braun

¡Hola amigas y amigos!

¿Cómo están? ¿Cómo empezaron el año? Yo debo confesarles que lo hice de una manera un tanto extraña… Estaba en Escaramuza merendando y disfrutando del solcito en el patio, cuando dos jóvenes con muchos libros y objetos extraños se sentaron a mi lado. Conversaban entre ellos animadamente, pero solo pude identificar algunas palabras como paleontología, FororracoEra del Hielo. Para mí estaba claro: el joven se llamaba Fororraco, quería merendar paleontología y, por supuesto, estaba deseando que llegara la próxima Era del Hielo para refugiarse un poquito del calor de estos días.

Ante mi asombro, la amiga de Fororraco me invitó a acercarme a la mesa y me dio uno de esos objetos: un cráneo, que son los huesos que forman la cabeza. Ella me contó que son científicos y están preparando un taller que se llama Usando la cabeza: entre dinosaurios y la Era del Hielo, en el que a partir del estudio de los cráneos pueden saber cómo eran los dinosaurios, reptiles y otros animales que habitaron en Uruguay y en el mundo hace miles de años. Así descubrí que Fororraco no es el nombre del muchacho, sino el de un ave carnívora también conocida como «ave del terror», no voladora, que vivió en esta zona; paleontología no es un tipo de merienda sino la ciencia que estudia e interpreta el pasado de la vida en la Tierra —ambos jóvenes son especialistas en este estudio—; y la Era del Hielo —aunque a muchos nos gustaría invocarla de vez en cuando— fue un período en el que vivieron animales enormes (más que yo incluso) como el glyptodon o el ciervo gigante.

Devoré lo que quedaba de mi medialuna y a toda velocidad me fui a los estantes de la librería para investigar sobre lo que recién acababa de escuchar. Encontré tres hermosos libros que seguro les ayudarán a entender y disfrutar de esta ciencia:

Diccionario de dinosaurios, de Dieter Braun (Editorial el Ateneo, 2019)

Con el apoyo de los expertos del Museo de Historia Natural de Londres, el ilustrador Dustin Harbin creó una guía con más de trescientos dinosaurios. De la A a la Z, están ordenados alfabéticamente y cada ejemplar aparece acompañado por una exacta ilustración y otros detalles como la época y el lugar en el que vivieron, su altura y su peso, y otras curiosidades. Por ejemplo: el avimimus vivía en la actual China, tenía plumas bajo los brazos y su nombre significa «imitador del ave»; el triceratops era hervívoro (comía pasto y otras plantas), tenía tres cuernos en la cabeza y vivía en Norteamérica; o el aucasaurus cuyos huesos se encontraron en Neuquén, Argentina, y a partir del estudio de su enorme y fuerte cráneo los paleontólogos descubrieron que era carnívoro.

«Diccionario de dinosaurios», de Dieter Braun (Editorial el Ateneo, 2019) 

¡Llegan los dinosaurios!, de Dustin Harbin (Barbara Fiore editora, 2015)

Este libro es casi tan grande como los dinosaurios que contiene. Tiene forma de acordeón y se puede desplegar hasta alcanzar casi cuatro metros. Los dinosaurios se pasean, en una divertida procesión de especímenes totalmente diferentes entre ellos: un larguísimo saltasaurus, un volador gnathosaurus, un albertosaurus de tres «dedos» o el carnotaurus de dos patas y dos cuernos. La ventaja, como hemos visto con otros libros desplegables, ¡es que hay dinosaurios por los dos lados!

«¡Llegan los dinosaurios!», de Dustin Harbin (Barbara Fiore editora, 2015)

La Edad de Hielo, de Jack Tite (Zahorí Books, 2019)

En la Tierra prehistórica vivían extrañas, maravillosas y enormes criaturas. Este libro nos propone un viaje por cada continente, para explorar los seres que vivían en la Edad del Hielo. Hace millones de años, las temperaturas bajaron tanto que se congelaron los océanos: algunos animales se extinguieron y otros, como los que aquí encontramos, ocuparon su lugar. Descubrí al perezoso gigante, que pesaba hasta seis toneladas y era tan grande que en el libro ocupa una doble página desplegable; el glyptodon, una especie de armadillo gigante del tamaño de un auto y un caparazón formado por unas dos mil placas; o los teratornítidos, una familia de aves cuyo miembro más grande podía volar más rápido que un tren, ¡a 240 kilómetros por hora!

«La Edad de Hielo», de Jack Tite (Zahorí Books, 2019)

Además del taller Usando la cabeza: entre dinosaurios y la Era del Hielo que están preprando estos jóvenes científicos, les invito a pasear por las estanterías de Escaramuza y descubrir al dinosaurio más pequeño oculto entre los libros. ¿Podrán encontrarlo?

Carrito vacío

Mi Cuenta