0
cuestión de palabras

Qué problema el tiempo

Cuando cuentan una historia que ya pasó, ¿lo hacen en presente o en pretérito? Cualquiera de las dos opciones está bien; el presente hará que los hechos se sientan más actuales que el pretérito, por lo que su uso es acertado si es esto lo que se quiere lograr. Pero no vale todo: usemos uno de los dos, la combinación, además de ser incoherente, puede producir un desfasaje del espacio-tiempo para el cual no estamos preparados.

Foto: Mauro Martella

La semana pasada me pasó algo curioso:

«Me tomo un Uber y el conductor me empieza a hablar de los asaltos y de la violencia, hasta que larga una frase temeraria: “Hay que matarlos a todos”. Para mi sorpresa, cuando me bajo me regala un ejemplar del Nuevo testamento. Al otro día lo cuento en mi trabajo, y un compañero me dice: “Eso pasa cuando se acaban los caramelos”».

Si se fijan en los verbos subrayados, todos están en presente, aunque los hechos ya sucedieron. Es que el relato está contado en presente histórico, un tiempo verbal que utiliza verbos en presente para traer hechos del pasado con el fin de hacerlos más vivos, como si estuvieran ocurriendo mientras se narran. Generalmente lo usamos cuando contamos chistes o anécdotas, y es un recurso narrativo habitual en crónicas históricas o periodísticas.

Pero el tiempo presente a veces se mezcla en un mismo relato con el pretérito (pasado), y ahí comienzan los problemas porque los textos quedan incoherentes. Así sucede en esta noticia:

«Al cabo de media hora de navegación comenzaron (pretérito) ráfagas de 100 kilómetros por hora del sudoeste que levantan (presente) olas que superan (presente) los seis metros de altura que dificultaron (pretérito) el desplazamiento de las embarcaciones».

La noticia se podría haber contado en presente histórico (comienzan, levantan, superan, dificultan) o con todos los verbos en pasado (comenzaron, levantaron, superaron, dificultaron). Las dos formas son válidas, siempre y cuando los tiempos verbales se usen con coherencia.

Consejo: Si les toca un chofer que les habla sobre la violencia, cambien de tema. Conversar sobre el tiempo es una buena salida, aunque a veces traiga problemas.


¿Tenés dudas existenciales acerca de nuestro idioma que te quitan el sueño?

Escribiles a Silvana y María Eugenia a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Carrito vacío

Mi Cuenta