0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
cuestión de palabras

Estás muy literal

¿Cuándo fue que literalmente pasó a transmitir un sentido figurado cuando en realidad algo literal es algo tal cual lo vemos? ¿Cuándo fue que empezamos a dar énfasis a nuestras frases usando este adverbio que en realidad significa «al pie de la letra»? Silvana Tanzi nos da ejemplos y se pregunta si el término mutará definitivamente alguna vez.

Estás muy literal

«La gente se siente literalmente ordeñada en Madrid», dijo en una entrevista una de las portavoces de Ciudadanos. Esa frase dio lugar a un artículo periodístico en el diario.es, no por el significado político de sus palabras, sino por el uso de literalmente. Allí se recogen algunas repercusiones graciosas en Twitter, como esta: «¿“Ordeña literalmente” significa que nos agarran las tetas para sacarnos leche? Eso no se puede consentir».

Literalmente es un adverbio que significa «de manera literal». El diccionario de la RAE da como ejemplos de su uso: «No traduzcas literalmente» o «Estoy literalmente extenuado». Quiere decir que lo literal es lo contrario al sentido figurado. Por lo tanto, si alguien nos dice «Literalmente no te estás poniendo las pilas», podemos contestarle: «¿Y dónde me aconsejás que me ponga las pilas?», «¿me recomendás las alcalinas?».

Cada vez con más frecuencia, literalmente se está usando para dar énfasis a una afirmación (como lo hizo la vocera de Ciudadanos) y no con el sentido de «al pie de la letra». Si esta mutación de significado va a sobrevivir, no lo sabemos. Por ahora choca con el doble sentido de las palabras. Y cuando digo choca, no se lo tomen literalmente, eh.


¿Tenés dudas existenciales acerca de nuestro idioma que te quitan el sueño?

Escribiles a Silvana y María Eugenia a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Carrito vacío

Mi Cuenta