0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
cuestión de palabras

Debate bizarro

Una columna bizarra para salir de la rutina. Quedate tranqui que —según nos cuenta Silvana Tanzi, apoyándose en la Fundéu y el Diccionario del español del Uruguay— podés seguir diciendo «¡qué bizarro!» cada vez que algo te resulte extraño.

Foto: Mauro Martella

Cada tanto aparece la discusión: alguien usa la palabra bizarro como sinónimo de extraño, y alguien le dice que está mal, que vaya y use el diccionario, que en el DRAE se va a encontrar con dos definiciones para ese adjetivo: 1. ‘Valiente’. 2. ‘Generoso, lucido, espléndido’. En plena confusión, quien supuestamente usó mal la palabra se entera, además, de que en su origen italiano bizarro significaba iracundo.

Abrumado por el peso de la RAE, consulta también el Diccionario panhispánico de dudas que dice: «Debe evitarse su empleo con el sentido de “raro o extravagante”, calco semántico censurable del francés o del inglés bizarre».

Ya casi derrotado, alguien le dice que mire el Diccionario del español del Uruguay. Allí figura en la entrada de bizarro: ‘Referido a una situación o a una persona: absurda, extravagante’.

«¡Tomá!, ahí tenés otro diccionario», le dirá con razón quien la usó con ese sentido a quien lo corrigió. Y si quiere ganar este debate, también puede recurrir a la página de Fundéu que acepta el significado de ‘extraño, raro o insólito’, y se apoya en el Diccionario de americanismos que recoge estas acepciones. 

¿Sabían que también hay una literatura bizarra? ¿Y muñecos de superhéroes bizarros? Aquí les dejo uno de Superman. Qué bizarro, ¿no?


¿Tenés dudas existenciales acerca de nuestro idioma que te quitan el sueño?

Escribiles a Silvana y María Eugenia a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Carrito vacío

Mi Cuenta