0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
Cuestión de palabras

ATR

Siglemos.

A partir de anécdotas, Silvana Tanzi y María Eugenia Martínez construyen «Cuestión de palabras», un espacio dedicado a la reflexión lingüística para aprender a escribir correctamente.

Si tienen dudas que puedan resolverse en esta columna, pueden escribir a cuestiondepalabras@escaramuza.com.uy.

ATR

Natalia es muy activa en redes y, como da clases en un liceo, usa con gracia algunos códigos de jóvenes. Fue la primera que me escribió un mensaje que decía «ATR». Pensé que había querido escribir ATD y había errado una letra, pero no. «Ja ja ja. Significa: A Todo Ritmo», me aclaró y agregó unos emojis de risa.

«Oh, no, el siglismo pasó a los jóvenes», pensé. Veamos un ejemplo de siglismo: un estudiante de Ciencias Sociales se sienta a escribir su tesis. Es sobre el acoso callejero contra las mujeres en Montevideo este. Como sabe que tendrá que escribir muchas veces el concepto, dice «en adelante, ACCMME». A partir de ahí hablará del ACCMME para acá y del ACCMME para allá.

Cuando alguien cite el trabajo, como vio unas mayúsculas, se sentirá tentado a escribir «Acoso Callejero Contra las Mujeres en Montevideo Este», poniendo mayúsculas a las iniciales. Luego lo hará la prensa y bueno…

Recordemos lo que dice el libro Palabras más, palabras menos: «Se escriben con minúscula los conceptos económicos o sociológicos, aunque den lugar a siglas». Las autoras ponen otros ejemplos: el producto bruto interno (PBI), las organizaciones no gubernamentales (ONG), las administradoras de fondos de ahorro previsional (AFAP), las necesidades básicas insatisfechas (NBI).

Así las cosas, yo puedo inventar la sigla que quiera, por ejemplo MGCL, pero cuando la explique y diga que significa mis ganas de crear libremente, pondré el concepto en minúscula, incluso si ando a todo ritmo (ATR) ese día.

Carrito vacío

Mi Cuenta