0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
cuestión de palabras

Al lado mío

Una relación que peligra por culpa de los errores ortográficos, gramaticales y de estilo. Unámonos para salvarla y para aprender, con María Eugenia Martínez, algunos piques para comunicarnos mejor con el español.

Si tienen dudas que puedan resolverse en estas columnas, y ser fuente de inspiración para nuevos temas, pueden escribirles a Silvana y María Eugenia a cuestiondepalabras@escaramuza.com.uy.

Foto: Mauro Martella

Perdoname. Sé que no te gusta que te llame y estoy de acuerdo con eso que decís: hablar por teléfono era raro hace treinta años, después fue normal y ahora otra vez es raro. Tuve el impulso de llamarte porque siempre me corregís cuando te escribo, pero, como veo que no me vas a atender, te digo por acá.

En relación a lo que hablamos el otro día, creo que, lo querramos o no, estamos en momentos de definirnos. No hay que huír del momento. Cada uno, en base a lo que hemos compartido, tendrá que decidir si sólo quiere que esto sea una historia más en el guión de su vida o si quiere ir por el mismo camino. Para mí es importante saber si querés estar al lado mío. ¿Se puede decir al lado mío? Ahora dudo de si no es a mi lado. En fin, espero tus comentarios.

Mirá, Roberto, los primeros comentarios que me salen son:

  1. Se dice con relación a o en relación con, pero no es correcto decir en relación a.
  2. Querramos no existe. Es queramos. Pero además te lo marca el Word. Vos me decís que te esforzás por escribir mejor pero no mirás ni los rojos del Word.
  3. Huir no lleva tilde. Y acá aprovecho para decirte (la otra vez no me animé) que los participios de los verbos terminados en –uir no se tildan. Esto es: está mal escribir huído, incluído, construído.
  4. Tampoco se considera correcto decir en base a. Deberías decir con base en o basado en.
  5. Solo no lleva más tilde y guion tampoco. Te lo dije la última vez que nos vimos. ¿No te acordás?
  6. La expresión al lado mío es correcta porque lado es un sustantivo y puede recibir modificadores. Estaría mal si hubieras dicho cerca mío, pues cerca, por su carácter adverbial, no puede recibir un pronombre como modificador. Ahí tendrías que decir cerca de mí. Con el mismo razonamiento concluirás que tampoco están bien debajo mío o dentro tuyo. No se dice así, Roberto.

Sobre el planteo, me parece inapropiado usar el correo. ¿Por qué no me llamás?

Carrito vacío

Mi Cuenta