0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
cuestión de palabras

Aclarame el punto

El punto, ese signo tan importante, que, de tanto, a veces ni nos atrevemos a usarlo, es expuesto aquí por Silvana Tanzi, quien nos habla de la importancia de su uso y, lo que es mejor aun, de la convivencia con otros signos.

Si tienen dudas que puedan resolverse en estas columnas, y ser fuente de inspiración para nuevos temas, pueden escribirles a Silvana y María Eugenia a cuestiondepalabras@escaramuza.com.uy.

Foto: Mauro Martella

Me entero en un artículo de la BBC que el punto final en mensajes de Whatsapp está provocando malentendidos. Al parecer, cuando las personas lo emplean, crean un efecto de «fin del diálogo» o de «falta de sinceridad» porque quien recibe el mensaje espera ver varios signos de exclamación o emoticones en lugar de un rotundo punto.

Por ejemplo, un joven envía este mensaje:

—¿Vamos al cine esta noche?

Y recibe como respuesta:

—Sí, vamos.  

Entonces el muchacho queda desconcertado con ese punto solitario. Y un poco de razón tiene porque en chats y redes sociales estamos acostumbrados a que los mensajes se complementen con muestras emotivas. Y el emoticón, ¿debe ir antes o después del punto?

Para la RAE, como elemento extralingüístico, tendría que ir después del punto:

—Sí, vamos.K

Sin embargo, la Fundéu recomienda usar lo que resulte más lógico. Si el emoticón acompaña el sentido de una frase, puede ir antes del punto:

—Me preocupa tu respuesta L. ¿Querés ir o no?

Fuera de esta comunicación instantánea y emotiva, el punto final tiene sus reglas claras:

  1. No se usa después de los signos de interrogación o exclamación, porque esos signos ya son el punto. Es incorrecto, entonces: *¿Vamos al cine?.

Pero…

Sí se pueden usar otros signos de puntuación (coma, puntos suspensivos, dos puntos):

¿Vamos al cine?, me gustaría verte.

¿Vamos al cine?... espero que hoy tengas tiempo.

  1. No se usa punto al final de títulos o subtítulos, ni tampoco «al final de los nombres de autor en cubiertas, portadas, prólogos, firmas de cartas […] o en cualquier otra ocasión en que aparezcan solos en un renglón», dice el DPD.
  2. Si una oración termina con etc. no va doble punto, con el de la abreviatura alcanza: 

    Quería invitarla al cine, a cenar, a ver las estrellas, etc.

  3. El punto se escribe detrás de las comillas, los paréntesis y las rayas de cierre, como en este ejemplo:

    «Si por lo menos me enviara una carita sonriente» —pensó mientras silenciaba el celular—. Después decidió acostarse. (Se lo veía muy triste).

Pobre muchacho. Solo queda recomendarle que le ponga punto final a esa relación.

Carrito vacío

Mi Cuenta