0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
diarios

Entre el bien y el bien

Marianella Morena hace suya la visión integral del arte y de la realidad del cineasta iraní Asghar Farhadi y nos propone despojarnos del concepto binario de realidad que manejamos en Occidente y que establece patrones violentos de convivencia. ¿Qué tal si, en vez de confrontar el bien y el mal, hablamos del bien y el bien?

Imagen de «El viajante», de Asghar Farhadi

Asghar Farhadi es uno de los grandes cineastas contemporáneos, expone la miseria humana sin prejuicio y, como él dice claramente, sin oposición binaria, como nuestra cultura nos ha matrizado.

Cuando uno puede tomar esa distancia, parece que un terremoto se instalara en nuestra cabeza, en nuestra percepción, sensibilidad, y en nuestra tan gimnástica opinión constante.

Si uno pudiera hacer ese ejercicio y relacionarse con el otro bajo esa perspectiva, claro está que el odio, las frustraciones y todos los resentimientos acumulados caen a un precipicio sin salvación alguna, pero, inmediatamente, seremos tildados de románticos, ingenuos y pelotudos.

Pero, salvando las distancias entre la ficción y la realidad, ¿cuál de las dos está más editada actualmente?

Bueno, al margen de la ironía, la realidad también podría tomarse el tiempo que estamos necesitando las personas para reflexionar sin la piedra en la mano.

Shakespeare y Sófocles están desactualizados, no desde lo práctico o desde lo mediático, donde vemos que se invoca todo el tiempo al ring con sangre, a la puñalada por la espalda, que, si no existe, hay que alimentar cualquier chispazo. Claro que eso es la comida diaria.

Pero el ser humano intenta mejorarse, no solamente en tecnología, sino en apariencia, también.

Sea cine u obras de teatro, yo me niego a ser maniqueo. Ningún personaje mío es negativo. Los seres humanos se equivocan, incluso pueden cometer crímenes, pero hay siempre razones, explicaciones, contexto. Quiero transmitir a mis espectadores que todos tienen justificaciones para sus acciones, que sientan empatía con cada personaje. En las tragedias clásicas siempre hay un conflicto entre el bien y el mal. Yo espero que mis conflictos nazcan del choque entre el bien y el bien.

Carrito vacío

Mi Cuenta