0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
Reseña

Pop para zombis

Federico Medina reseña «Jacksonismo», un libro editado por Caja Negra en 2014, plagado de pop para entender el fenómeno Michael Jackson más allá de su música y su capacidad como caminante lunar oficial.
Foto: Archangel Michael: And No Message Could Have Been Any Clearer, 2009. Chromogenic Print ©David LaChapelle

Los periodistas, hombres de letras, profesores de Historia y Literatura seleccionados en esta ocasión para escribir sobre el rey del pop durante su niñez, adolescencia —e incluso en su vida adulta— escucharon demasiados discos, leyeron demasiados libros, rebobinaron demasiadas cintas de VHS, en detrimento de su escasa y conflictiva actividad sexual, y esa es una conclusión a la que fácilmente se puede llegar, mucho antes de la última página de esta maravilla obsesiva del periodismo musical enteramente dedicada a entender a Michael, su obra y su influencia en nuestras sociedades.

El editor Mark Fisher presenta oficialmente a Jacksonismo como un experimento psicoanalítico, antropo-socio-epistemológico donde Jackson aparece como síntoma y —a la vez— artífice del modelo más acabado de consumismo pop y «espectáculo supercapitalista» de la mano de Ronald Reagan. Pero este libro te puede asustar mucho más que la sonrisa de piedra del presidente norteamericano, si es que estás preparado para descubrir casi todos los aspectos y aristas de la vida de este ídolo robótico y sus discos de múltiple platino, «la primera megaestrella gótica del mundo», en palabras del periodista Sam Davies.

Para lograrlo, cada uno de estos eruditos mete sus narices en los mocasines brillantes, muerde su chaqueta de cuero rojo, se prueba el mítico guante de lentejuelas, ensaya su caminata lunar sobre el cuerpo todavía fresco del más famoso de los Jackson 5, sin un solo remordimiento.

Con buena dosis de parafernalia semiológica, pero con lenguaje amigable, Jacksonismo es, además, un libro para aficionados a la música. Melodías, escalas, letras de canciones y aullidos se convierten en objetos de estudio, que son analizados con exhaustividad nerd, para intentar explicar, por ejemplo, la originalidad y perfección de Off The Wall, su clásico álbum de 1979, o la contagiosa línea de bajo Billie Jean, su hit de 1982, pero también para estudiar los contenidos premonitorios no tan ocultos en el video de Thriller y los versos de We are the World, su más célebre himno de intenciones inclusivas.

El camino, separado en 19 capítulos-ensayos, va desde la foto de un apático niño afro de once años cansado de la prensa, hasta su esquelético existir de derroche inexplicable, problemas con la justicia y muerte largamente anticipada. 

El lector podrá recorrer con privilegios su excéntrica mansión Neverland, conocer algunos secretos de las grabaciones junto al productor estrella Quincy Jones, descubrir su increíble conexión con Bollywood y la India, disfrutar de una genealogía de sus pasos de baile, pero, ¡cuidado!, deberá sortear gigantes estatuas de Michael dictador y rituales de magia negra para hacer llover dinero. 

Mis capítulos preferidos: «El niño que iba a volar», de Barney Hoskyns, «Historias tristes sobre reyes muertos», de Ken Hollings, y «Los veinte grandes hits de Michael Jackson», de Paul Lester, que incluye esta excelente definición sobre la suerte del artista: «El suyo podría haber sido el sueño de una vida pero terminó como una pesadilla americana. De todas maneras, la banda de sonido fue sublime».



«Smooth Criminal», por Michael Jackson, en vivo en Munich en 1997.

Jacksonismo. Michael Jackson como síntoma
Fisher, Mark
Caja Negra Editora (2014)
Páginas: 249
UYU 490


Carrito vacío

Mi Cuenta