0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
¿Te las perdiste?

Las 5 películas del 2017 que hay que ver en el 2018

Rodolfo Santullo nos invita a descubrir 5 películas que pasaron desapercibidas durante el 2017 para que —bajo ningún concepto— nos las perdamos este año.
Las 5 películas del 2017 que hay que ver en el 2018

Disimuladas entre los grandes estrenos, llegando a nuestra cartelera a veces con atraso o directamente no estrenándose nunca, hay varios ejemplos de cine reciente —y para todos los gustos— que bien vale la pena (a criterio de quien esto firma) una buena mirada. A continuación cinco ejemplos de buen cine que, quizá, volaron por debajo del radar. Para encontrarlos, eso sí, habrá que echar mano a recursos de ingenio en las redes. 

The Age of Shadows - Kim Jee-Woon

Corea, 1920. Son tiempos de ocupación japonesa en gran parte de Asia y en particular en la capital coreana se gesta la acción de un movimiento conocido como los Cuerpos Heroicos, revolucionarios que creen en la independencia. Por supuesto, estos rebeldes son cazados sin misericordia por las fuerzas japonesas e incluso por agentes colaboracionistas coreanos, uno de los cuales —Lee Jung-Chool, interpretado por una de las caras más visibles del cine coreano: Kang-ho Song, el mismo de The Host o I Saw the Devil, esta última también el gran clásico del director Kim Jee-Woon— se transforma en el objetivo de los rebeldes: buscan convertirlo en doble agente dado que sus lealtades no están del todo decididas. No conviene adelantar más —hay más, mucha más, complejidad en el argumento— solo remarcar el estupendo nivel del filme de Jee-Woon (quizá en su mejor película) que tiene como resultado una narración de acción y espías perfecta. En algún momento, los personajes pueden parecer muchos y las acciones difíciles de seguir (hay no menos de doce personajes persiguiendo y siendo perseguidos) pero vale mucho la pena hacer el esfuerzo. Como destaque: toda la secuencia que ocurre en el tren que conecta China con Corea que es, por si sola, una maravilla imprescindible.

Demonios tus ojos - Pedro Aguilera

Oliver (Julio Perillán) es un director de cine de carácter bastante oscuro, quien un día pesca en la web un video amateur porno protagonizado por su media hermana Aurora (Ivana Baquero, la nena de El laberinto del Fauno, a quien la pubertad transformó en una bomba de hidrógeno). Oliver pronto viaja a visitar a esta hermana y, como es de esperar, la cosa pronto pasa de castaño oscuro a partir de las intenciones de nuestro protagonista. Revelar más aspectos de la trama es poco conveniente, pero cabe advertir que Aguilera —coguionista además junto a Juan Carlos Sampedro— busca incomodar con una película que nunca se vuelve predecible y que tanto fascina como repele al espectador, en partes iguales. Su dupla protagónica está por completo a la altura y el guiño final a Holocausto caníbal, para aplaudir.

Pilgrimage - Brendan Muldowney

Es el año 1209 y los cristianos se encuentran —cuando no— en una Cruzada por reconquistar Jerusalem. Como las cosas no andan saliendo bien por allá, el Vaticano decide echar mano de algo que inspire y sirva de talismán para los guerreros que andan perdiendo impulso y esto no resulta ser otra cosa más que una reliquia escondida en un perdido monasterio en las costas de Irlanda. Pero nos encontramos en una Irlanda ocupada por Normandos en constante guerra con los clanes locales, por lo que el viaje que iniciarán un puñado de monjes, unos pocos soldados y un misterioso mudo transportando la reliquia estará cargado de peligros de principio a fin. De la mano de una aventura narrada en formato clásico, una historia sencilla —pero que aún así y todo reflexiona sobre la fe, Dios y el lugar de los hombres, nada menos— y un gran elenco muy comprometido en sus roles —desde los protagónicos Tom Holland y Jon Bernthal (sí, Spiderman y Punisher juntos), pasando por Richard Armitage, John Lynch y los menos conocidos Stanley Weber y Hugh O’Conor— tenemos como resultado una joyita para todos los fans del cine de aventuras. Una que no desestima la reflexión existencial bien planteada así como los espadazos furibundos que dejan muertes gore a su paso. 

Donald Cried - Kris Avedisian

Pete (Jesse Wakeman) regresa obligado a su pueblo de origen (nevado, helado y horrible pueblo de origen) a liquidar la casa y las cosas de su abuela, recientemente fallecida. Ya llegando del aeropuerto comienzan sus problemas: en algún punto perdió la billetera. Esto lo lleva a contactar con Donald (inmenso Kris Avedisian, protagonista, director, productor y guionista, un verdadero hombre orquesta) quien fuera su mejor amigo en la adolescencia para pedirle ayuda, a pesar de que llevan veinte años sin hablar siquiera. Segundo problema: Donald es un impresentable que se quedó en sus veintes y tiene variadas actitudes nivel sociópata, por lo que el «día de trámites y me voy» de Pete en nada se transforma en una verdadera pesadilla kafkiana. Notable comedia dramática —genuinamente divertida y genuinamente removedora, combinación que no siempre resulta— que se apoya, y hace bien, en la labor de Wakeman y Avedisian, quienes desarrollan entre sí una química infernal. De las mejores comedias recientes. 

My Cousin Rachel - Roger Michell


El joven Philip (Sam Claflin) le debe todo a su primo Ambrose. Huérfano desde la más tierna edad, más que su primo Ambrose ha sido como su padre y él es ahora un hombre hecho y derecho gracias a sus cuidados. Pero la salud de Ambrose no es la mejor y entonces cambia por un tiempo la húmeda campiña inglesa por la soleada Italia. Comienzan a llegar sus cartas donde cuenta que está mejor, que viaja mucho y que conoció a una viuda todavía joven llamada Rachel. Dos cartas más tarde, anuncia su matrimonio con ella. Dos cartas después, que las cosas no andan del todo bien. Dos cartas después, que teme por su vida. Y un par de cartas más tarde, un abogado le comunica a Philip que Ambrose ha muerto. Por tanto, cuando la viuda —otra vez— quiera venir a Inglaterra a conocerlo, todas las antenitas de Philip se pondrán en alerta. Pero el asunto no es tan simple como parece y pronto la magnética personalidad de Rachel irá inclinando la balanza a su favor. Nueva adaptación de la novela de Daphne Du Maurier (cuya versión más famosa es con Olivia de Havilland y Richard Burton) donde el conflicto, el misterio e incluso el romance funcionan perfecto de la mano del director Michell (el mismo de Nothing Hill, Morning Glory o Changing Lanes, un tipo a seguir) aprovechando —como debe ser— un inmenso protagónico de Rachel Weisz, quien simplemente se devora la película. Sin embargo, el que es revelación —Weisz no, porque es infalible y ya nos tiene acostumbrados a ello— es Claflin, logrando un personaje super complejo y cargado de matices que se va volviendo de a poco el verdadero protagonista de esta versión. Sumemos dos buenos aportes de Iain Glen y Holliday Grainger y tenemos una de las grandes películas del año (y a la que casi nadie le ha prestado atención, quizá por lo clásico de su realización).

Carrito vacío

Mi Cuenta