0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
paleta de arte uruguayo

Petrona Viera: el planismo que retrató una época

En esta paleta de arte uruguayo que lleva adelante Gustavo Fernández, nos adentramos en el universo de una de las mujeres que más definieron el arte nacional del siglo XX: Petrona Viera.
«Recreo», óleo sobre tela

Petrona Viera inaugura definitivamente el protagonismo de la mujer como creadora dentro del arte nacional.
Nace el 24 de marzo de 1895 en Montevideo, la primera de once hijos de Carmen Garino y Feliciano Viera (presidente constitucional entre 1915 y 1919).

Paisaje de Costa Azul - óleo

A raíz de una meningitis que contrae a los dos años de edad pierde totalmente su capacidad auditiva, quedando a cargo de una maestra francesa especializada en niños sordos, quien le enseña a leer los labios y el lenguaje de señas.
Reconociendo sus condiciones artísticas, le brindan en su domicilio clases de pintura con Vicente Puig, maestro catalán pionero del modernismo afincado en Uruguay, con quien estudia hasta 1922.
Ese mismo año y hasta 1940, continúa las clases con Guillermo Laborde (1886-1940), docente del círculo de Bellas Artes y uno de los más destacados artistas uruguayos, figura capital del planismo.

Barra de Santa Lucía - óleo sobre cartón

Desde 1922, bajo la influencia de su nuevo maestro, vuelca su interés plástico hacia ese estilo, convirtiéndose en una de las más importantes exponentes de esa corriente que a través de su obra continúa un poco más en el tiempo hasta 1943.
El planismo surge en 1918 a partir de una muestra en Montevideo de «el pintor de la lunas», José Cuneo, y se difunde en nuestro medio artístico entre 1920 y 1930 desde el círculo de Bellas Artes a través de sus docentes.

Dos niñas - óleo sobre tela

Este estilo llamado planismo se basa en grandes planos de color casi puros, con un dibujo sin detalles ni volumen ilusorio, en donde es tan importante el fondo como la figura. Esta corriente es, de alguna manera, la entrada definitiva del arte nacional en el arte moderno.
Hasta el momento, predominaba en el arte uruguayo un lenguaje más tradicional basado en la pintura académica, de representación tridimensional, descriptiva e ilusoria, producto del claroscuro y el esfumado.
En su búsqueda artística, Petrona Viera se vuelca al dibujo, la pintura, el grabado en madera y la cerámica, desarrollando como tema lo cotidiano, lo que la rodea.

La cometa - xilografía

Tal vez su sordera total no le permite ser muy libre para recorrer y buscar temas, deteniéndose en su entorno y buscando como inspiración, fundamentalmente, la quinta de sus padres, retratos de familia, niñas y niños jugando; y los paisajes, montes y playas que plasma magistralmente y de manera muy fresca en la pintura y el grabado en madera (xilografía).
En las xilografías que se pueden apreciar en su muestra en el Museo Nacional de Artes Visuales, que abarca aproximadamente sus últimos 16 años de trabajo (1944-1960), predomina la vegetación del paisaje y, particularmente, los niños y sus juegos, con un lenguaje un tanto más descriptivo que su anterior etapa «planista», pero manteniendo una síntesis. Escenas bucólicas de desnudos como detenidas en el tiempo y pequeñas naturalezas muertas con instrumentos, libros o sus elementos de pintura, el silencioso mundo que la acompañó toda su vida registrado en sus grabados.

Calle de la Barra de Santa Lucía - óleo

Los cuadros de Petrona Viera nos dejan el testimonio de una época, desde la abstracción planista de una playa y sus médanos, a la elaborada visión de los juegos de los niños en sus grabados, la mirada de una pintora que abre la brecha para fundar la presencia femenina en el arte nacional. Una presencia que a partir de mediados del siglo XX se define como más contestataria y no tan pasiva y testimonial de una época, volcada a una preocupación de género, donde la reflexión social y política y el rol de la mujer en la sociedad se ve reflejado en la obra y los nuevos lenguajes, herencia de las vanguardias de comienzos del siglo XX.

xilografía

Petrona Viera muere el 4 de octubre de 1960 en Montevideo.
Se puede acceder a su obra en el acervo permanente del Museo Nacional de Artes Visuales junto a la obra de otras artistas posteriores como Maria Freire, Eva Olivetti, Hilda López, Amalia Polleri, Leonilda González y Lacy Duarte entre otras.


La muestra de xilografías de Petrona Viera puede visitarse en el Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) de martes a domingos de 13:00 a 20:00, hasta el domingo 6 de mayo inclusive. Por más información clic aquí.

Carrito vacío

Mi Cuenta