0
buscador de libros título, autor, temática, editorial o ISBN
exposición + libro

Guillermo Fernández: un artista que hizo escuela

La curiosa de las artes visuales, Mariangela Giaimo, nos invita a disfrutar de una exposición imperdible que se puede visitar desde octubre del 2017, y que va hasta el 28 de enero de 2018: «Guillermo Fernández: la travesía de un maestro».
Guillermo Fernández: un artista que hizo escuela

«Guillermo Fernández: la travesía de un maestro» es una oportunidad para conocer a un artista prolífico en obra y legado de enseñanza del panorama nacional de las artes. Su paso por el Taller Torres García, sus retratos casi caricaturescos de grandes figuras de la cultura nacional, su ilustración de Saltoncito de Paco Espínola se conjugan en esta propuesta que nos adentra en material personal del artista como cuadernos, apuntes y estudios particulares.

Detalle de Julio Herrera y Reissig - 1993

«La trayectoria de Guillermo Fernández está estrechamente ligada a su magisterio artístico al que se entregó con rigor y pasión: en el Taller Torres García, impartiendo clases nocturnas en liceos de San José y en Paysandú, pero, especialmente, en su propio taller, para el que ideó todo un proyecto de enseñanza, inaugurado en 1961 y abierto hasta su muerte», escribe la curadora María Eugenia Grau sobre la figura del artista.  En efecto, pintor, grabador, ilustrador, muralista, dibujante, su faceta de docente es una de las partes que más se disfrutan de la muestra. La recuperación y exposición de ejercicios guardados por alumnos forman parte de un acervo privado de la didáctica nacional de la pintura, al mismo tiempo que muestran el afecto y el valor con que se recuerda a un maestro.

Ejercicios didácticos propuestos por Guillermo Fernández - material de María Mascaró

El dibujo está presente en cada una de las piezas que se exhiben. La investigación estética de Fernández —que atraviesa la abstracción, y los retratos— posee la constancia del trazo, de su marca, de su conformación de las cosas. Con un carácter estético de un constructor, la estructura es una de las obsesiones del artista. Tanto en su trabajo influenciado por su paso por el Taller Torres García como en su producción posterior, se evidencia la preocupación de las partes y el todo. Su dedicación en la composición va acompañada de la exploración con manchas, ritmos, formas, en diferentes materiales como madera, acuarelas, acrílicos y tintas.

La huida a Egipto - 1991

A la muestra se le suma la edición de un libro de pequeño formato de 91 páginas con bocetos de ilustraciones de Saltoncito, de Paco Espínola. Se presentó el pasado 24 de noviembre y es un resultado de Hecatombe —emprendimiento de Caro Curbelo y Diego Vidart sobre libros vinculados a las imágenes—.

El epílogo del libro es de Lola Fernández —artista plástica y hermana de Guillermo— que explica el valor de lo seleccionado en el libro: las ilustraciones a tinta muestran la influencia del arte japonés en Occidente, así como los precisos criterios plásticos entendiendo la imagen «no solo como imitativa, sino como el resultado de ese riguroso ordenamiento visual».

Es un libro en el que se puede estar horas mirando los trazos, las líneas, recorriendo las figuras, observando los volúmenes y los vacíos propuestos por Fernández, e invita a ser intervenido —por su formato— por quien lo tiene en sus manos.

***

«Guillermo Fernández: la travesía de un maestro». Desde el jueves 19 de octubre de 2017 al domingo 28 de enero de 2018 en salas 3 y 4 del Museo Nacional de Artes Visuales (Tomás Giribaldi 2283 esqunia Julio Herrera y Reissig). Martes a domingos de 14:00 a 19:00. Lola y Fermín Fernández, Juan Manuel Díaz, Macarena Montañez, Rosario Peyrou y María Eugenia Grau conformaron el quipo de búsqueda y selección de materiales.


Te recomendamos disfrutar de todas las ilustraciones del libro:

Guillermo Fernández ilustra Saltoncito de Paco Espínola
Fernández, Guillermo
Hecatombe (2017)
Páginas: 91
UYU: 320

 

 

 

Carrito vacío

Mi Cuenta